Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante |
site map
solicitud ley      gob trans      oirs2



CABO LITORAL RECIBE EL MÁXIMO PREMIO MUNDIAL “AL VALOR EXCEPCIONAL EN EL MAR” DE LA OMI

cabo lt floresPor primera vez en la historia de la Armada de Chile, un integrante de la Institución fue el ganador del premio "Al valor Excepcional en el Mar" que otorga anualmente la Organización Marítima Internacional (OMI), con la postulación del salvamento de la tripulación de la motonave "Rosita V" efectuada por el destacamento aero-naval de Puerto Montt el 16 de marzo del año 2011, al noreste del Islote Locos, canal de Moraleda, Décima Región, salvando las vidas de siete tripulantes

La nominación del premio fue entregada en el marco de la "108º periodo de sesiones del Consejo de la Organización Marítima Internacional", realizada en Londres, Inglaterra, entre el 11 y el 14 de junio, oportunidad donde se trataron diversos temas marítimos, entre ellos: la posición de la Organización contra la Piratería frente a las costas de Somalia, el Plan Estratégico de Alto Nivel, el Plan de Auditorias Voluntarias de los Estados Miembros, las consideraciones presupuestarias y la definición del ganador al premio "Al valor Excepcional en el Mar".

Chile presentó la candidatura de los integrantes de la dotación del helicóptero Dauphin N-52, integrado por el Capitán de Corbeta Jaime Román (piloto) el Teniente Primero Andrés De la Torre (copiloto), el Sargento Primero Carlos Muñoz y el Cabo Segundo LT César Flores (nadador de rescate), quienes en medio de un intenso temporal en el canal Moraleda, salvaron las vidas de 7 tripulantes y rescataron los cuerpos de dos personas.

El panel de expertos y el de jueces deliberaron en dos sesiones separadas durante los meses de febrero y mayo, analizando cuarenta diferentes casos que ocurrieron en todos los continentes. Finalmente, se presentó a ratificación del Consejo la decisión de dichos paneles y ésta fue de otorgar al Cabo Segundo Litoral, César Flores Flores, Nadador de Rescate de la Armada de Chile, la mayor distinción que existe en éste órgano de Naciones Unidas, la que se entrega al "Valor Excepcional en el Mar". El Panel opinó "que aunque la operación de salvamento fue sumamente difícil y requirió habilidades, profesionalidad y valentía por parte de toda la tripulación, fueron los actos del Cabo Flores los que destacaron realmente, haciéndose merecedor de la distinción". La moción fue expuesta teniendo la aceptación unánime de los miembros del Consejo.

SALVAMENTO DE LA MOTONAVE "ROSITA V"sobrevivientes del accidente en el helicoptero en el cual se efectuo rescate

Al momento de despegar el helicóptero naval Dauphin N-52, comandando por el Capitán de Corbeta Jaime Román, contaba con información del MRCC Puerto Montt del varamiento de la motonave Rosita V con 3 tripulantes a bordo. Así, se preparó la operación de salvamento con solo 1 nadador de rescate, para darle prioridad al combustible y autonomía al helicóptero. Las condiciones climáticas eran adversas, viento norte de 55 a 75 nudos.

En solo 55 minutos llegó el helicóptero naval al lugar de la emergencia desde la capital de la Décima Región, Puerto Montt, distante a 150 millas náuticas. Eran las 10:05 horas. Todo el escenario era peligroso, la lancha "Rosita V" se encontraba a la deriva y encallada en los roqueríos con imponentes olas que envolvía toda la embarcación.

En el primer sobrevuelo solo se apreció la lancha semihundida que se azotaba en los requeríos. En ese momento, una persona salió del interior, trepó al púlpito y se afirmó al palo de señales comenzando a dar signos de vida, desesperadamente. En forma instantánea, el helicóptero en una arriesgada maniobra se situó encima de la "Rosita V" y la operación de salvamento empezaba a tomar otro camino. El Cabo Segundo LT César Flores, nadador de rescate, con destreza y coraje, comenzó su descenso en la grúa de rescate pero mientras bajaba, el fuerte viento y las olas lo precipitó fuertemente al palo de señales golpeándose, logró ágilmente bajar al púlpito, tomó a la persona y la subió al helicóptero. En ese instante, salen dos personas del interior de la embarcación pidiendo ayuda. Así en dos maniobras más, el nadador de rescate descendió y rescató a los tripulantes.

En fracciones de segundos, cuando el tercer náufrago estaba desenganchándose del arnés, 4 tripulantes salen del interior. En ese momento, el Comandante del helicóptero naval pregunta a uno de los rescatados "¿cuántas personas estaban abordo?", la respuesta fue impactante, "éramos 11 pero a las 8 de la mañana, cuatro compañeros fueron arrastrado por una ola, ahora quedamos 7 vivos".rescatados fueron derivados a un centro asistencial para verificar estado de salud

Así se inicio un nuevo capítulo. El nadador de rescate continuó salvando a las otras 4 personas sin cesar, pero el último náufrago presentaba un complejo estado de salud y no podía subir al púlpito. El Cabo Flores, en un acto heroico, saltó a la cubierta, tomó al tripulante que apenas se podía mover, le puso el arnés y empezó el ascenso, pero las condiciones climáticas complicaron aún más el escenario, la lancha en ese instante sufrió un fuerte balanceo que enredo el cable de la grúa con la antena HF y en el palo de señales. Fueron tres minutos de gran tensión, donde la habilidad, el entrenamiento y la experiencia del nadador de rescate permitieron estabilizar la autonomía del Dauphin N-52 y salvar al último tripulante.

Con la máxima capacidad de peso, el helicóptero decidió hacer una nueva rebusca para verificar si habían más sobrevivientes pero los resultados fueron negativos. Los náufragos estaban heridos, con hipotermia y un tripulante en schock. Se coordinó vía radial con el aeródromo más próximo la evacuación con asistencia médica. Melinka fue el lugar de aterrizaje del helicóptero naval. Eran las 10:55 horas.

Cinco minutos más tarde, nuevamente el helicóptero naval despegaba para continuar la rebusca. Mientras tanto en tierra, personal de la Capitanía de Puerto de Melinka asistía a los sobrevivientes y prestaban los primeros auxilios. La dotación del Dauphin N-52 nuevamente llegó al lugar del siniestro, mientras tanto las condiciones meteorológicas habían empeorado y la visibilidad era casi nula. La operación de salvamento retoma su misión, con la puerta abierta y enfrentando las bajas temperaturas. A las 11:32 horas se rescató el primer cuerpo flotando y sin chaleco salvavidas.

El helicóptero naval regresó a Melinka para efectuar faena de combustible y retornó al punto datum. A las 14:42 horas, se rescató el segundo cuerpo sin vida. Durante 10 horas continuó la operación de rebusca.