Click acá para ir directamente al contenido
Usted está en:

Aguas de Lastre


Imprimir artículo A- A+

 Imagen foto_00000002

 Convenio sobre la gestión del agua de lastre

 En la actualidad, es mundialmente reconocido el rol del agua de lastre y los sedimentos de los buques en el transporte e introducción de especies fuera de sus rangos naturales de distribución. Con frecuencia, dichas introducciones involucran organismos acuáticos perjudiciales y agentes patógenos los cuales pueden generar efectos negativos en las áreas receptoras, incluyendo daños a las especies nativas, el ambiente, la biodiversidad, la economía y la salud humana. El Convenio Internacional para el Control y Gestión del Agua de Lastre y los Sedimentos (Convenio BWM) entrará en vigor el 8 de septiembre de 2017, lo cual marca un hito hacia la prevención de la propagación de especies acuáticas invasoras. Bajo los términos del Convenio, se requerirá que las naves realicen la gestión del agua de lastre para eliminar, neutralizar, o evitar la toma o la descarga de los organismos acuáticos y agentes patógenos en el agua de lastre y los sedimentos.

 El Comité para la Protección del Medio Marino (MEPC, por sus siglas en español) acordó un plan de implantación práctico para que los buques cumplan con el Convenio BWM, que tiene como objetivo detener la transferencia de especies potencialmente invasoras en el agua de lastre de los buques.

A partir de la fecha de entrada en vigor, los buques deberán gestionar su agua de lastre a fin de evitar la transferencia de especies potencialmente invasivas. Todos los buques deberán contar con un plan de gestión del agua de lastre y mantener un libro de registro sobre lo que hacen con ella. Los buques deberán gestionar su agua de lastre para cumplir las denominadas norma D-1 y norma D-2.

La norma D-1 exige que los buques lleven a cabo el intercambio del agua de lastre de manera que como mínimo el 95% del volumen se intercambie lejos de la costa, donde se liberaría finalmente. 

La norma D-2 prescribe que la gestión del agua de lastre restringa a un máximo especificado la cantidad de organismos viables permitidos que se van a descargar, así como limite la descarga de determinados microbios indicadores perjudiciales para la salud humana.

El proyecto de enmiendas del tratado aprobado por el MEPC aclara cuándo los buques tendrán que cumplir la norma D-2. Se distribuirá después de la entrada en vigor del Convenio BWM, el 8 de septiembre de 2017, con miras a su adopción en el próximo periodo de sesiones del MEPC (MEPC 72, en abril 2018). En el marco de las enmiendas aprobadas, los buques nuevos, es decir, los buques construidos el 8 de septiembre de 2017 o posteriormente, habrán de llevar a cabo la gestión del agua de lastre de forma que, como mínimo, cumpla la norma D-2 desde la fecha de la puesta en servicio.

Para los buques existentes, es decir, los buques construidos antes del 8 de septiembre de 2017, la fecha de cumplimiento de la norma D-2 esté vinculada con el reconocimiento de renovación relacionado con el Certificado internacional de prevención de la contaminación por hidrocarburos en virtud del Anexo I del Convenio MARPOL. Es decir, para buques existentes será de la siguiente manera:

En el primer reconocimiento de renovación

En el segundo reconocimiento de renovación

Cuando este se lleve a cabo el 8 de septiembre de 2019 o posteriormente o se haya realizado un reconocimiento de renovación a partir del 8 de septiembre de 2014 pero antes del 8 de septiembre de 2017.

Si el primer reconocimiento de renovación tras el 8 de septiembre de 2017 tiene lugar antes del 8 de septiembre de 2019. En este caso, se deberá cumplir la norma en el segundo reconocimiento de renovación (siempre que el reconocimiento de renovación anterior no se haya completado entre el 8 de septiembre de 2014 y el 8 de septiembre 2017).

Un buque existente al que no aplique el reconocimiento de renovación del Certificado IOPP en virtud del Anexo I del Convenio MARPOL deberá cumplir la norma D-2 desde la fecha decidida por la Administración, pero a más tardar el 8 de septiembre de 2024.

Links Destacados
Entrada en vigor Convenio Agua de Lastre en 2017
Proyecto GloBallast
Reportaje Revista Kawésqar Sobre Agua de Lastre
Curso E-Learning para Aspectos Operacionales de la Gestión de Aguas de Lastre
Preguntas Frecuentes