Click acá para ir directamente al contenido
Usted está en:
Martes 12 de mayo de 2020

DIRECTEMAR

Armada participa en operación multinacional para desarticular redes de narcotráfico


Imprimir artículo A- A+

La Armada de Chile, a través de la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante y su Policía Marítima Especializada, está participando, junto a 29 países americanos y europeos, en la Campaña Naval contra el Narcotráfico “Orión V”.

Esta operación multinacional, liderada por la Armada Colombiana, busca desarticular las redes transnacionales del narcotráfico y los delitos conexos que afectan a la región en América y parte de Europa, mediante una mejora de la interoperabilidad regional, el fortalecimiento de las confianzas entre los países comprometidos en la lucha contra las drogas ilícitas y una mayor integración en el esfuerzo internacional para el combate del narcotráfico.

Esta importante actividad, se suma a las que la Institución naval ha asumido durante este periodo de crisis y que ha permitido mantener en forma segura la continuidad de las actividades marítimas. En este sentido, el Departamento de Inteligencia Marítima Policial de DIRECTEMAR y el Centro de Mando y Control de la Armada Colombiana, intercambian información relativa a naves, embarcaciones pesqueras y cargas con perfil de riesgo, que pudiesen verse involucradas en este tipo de ilícitos.

La Campaña Naval contra el Narcotráfico “Orión V”, constituye una enorme herramienta que posibilita el beneficio mutuo entre los países involucrados, que han dispuesto de 40 unidades de superficie marítimas, fluviales, 20 unidades aéreas, más de 60 lanchas rápidas interceptoras y la participación de 51 Instituciones de las Fuerzas Armadas, Agencias y Policías, con medios que operan en los respectivos espacios jurisdiccionales, compartiendo información en tiempo real.

El propósito de todo este despliegue de medios y personal, es lograr la mayor afectación posible al narcotráfico y crimen organizado, trayendo como efecto inmediato y directo a nuestro país, una significativa reducción de los estupefacientes que pudiesen arribar a Chile a través de la vía marítima, determinando una disminución en la oferta de droga disponible y un menor riesgo de empleo de las instalaciones portuarias para la reexportación de estupefacientes.

La ubicación geográfica respecto de los tres países que producen los mayores volúmenes de cocaína en el mundo (Colombia, Perú y Bolivia); la actividad marítima con su dinámico comercio exterior, en el que se movilizan aproximadamente un 94% de las cargas, y la buena reputación de los sistemas de fiscalización nacional, han puesto a nuestro país en el centro del interés de narcotraficantes.

De acuerdo a lo informado por las entidades competentes en el combate al narcotráfico, los espacios marítimos chilenos, están siendo considerados por el crimen organizado transnacional, para utilizar las cargas y naves que transitan por nuestros puertos, como “cobertura perfecta y/o blanqueo” para el envío de grandes volúmenes de drogas desde países productores hacia mercados internacionales. Del mismo modo se ha evidenciado el uso de embarcaciones pesqueras que zapan desde dichos países hacia puntos debidamente coordinados en sectores costeros de nuestro país, para el desembarco de la droga y su posterior comercialización en distintas ciudades del país.

Para el narcotráfico lainnovación constituye uno de los principales cimientos para reinventarse permanentemente, considerando las más ingeniosas modalidades, para el envío de drogas a través de los espacios marítimos.

A modo de ejemplo las 4.2 toneladas de marihuana tipo “Cripy”, de alta pureza, detectadas a bordo de una embarcación pesquera colombiana, en una operación marítima realizada por la Armada de Chile, el año recién pasado en cercanías del Puerto de Caldera, constituye el mayor volumen de droga incautado durante los últimos veinte años, en los espacios marítimos nacionales, lo que sin lugar a dudas refleja el compromiso Institucional en el combate de este flagelo.