Click acá para ir directamente al contenido
Usted está en:
Viernes 30 de octubre de 2020

DIRECTEMAR

Autoridad Marítima ejecuta innovadores proyectos destinados a reducir su huella de carbono

La instalación de estas nuevas tecnologías en zonas remotas busca potenciar la utilización de energía renovable, convirtiendo gradualmente a las Alcaldías de Mar de la Armada en reparticiones más amigables con el Medio Ambiente.


Imprimir artículo A- A+

Con la finalidad de disminuir y mitigar los efectos del cambio climático, mientras continua el esfuerzo por mejorar la gestión logística, la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante está implementando una serie de proyectos que ayudarán a reducir gradualmente la huella de carbono que generan sus instalaciones,

Estas mejoras nos permiten avanzar en una ruta sin vuelta atrás”, señaló el Vicealmirante Ignacio Mardones. “Las Alcaldías de Mar prestan servicio continuado a los pescadores y navegantes de áreas remotas, pero mantenerlas operando demanda que un buque de la Armada concurra a reaprovisionar y realizar las mantenciones requeridas. Los nuevos equipos poseen características de eficiencia que permiten a aquellas remotas instalaciones intervenidas, reducir el empleo de combustibles fósiles, aumentar su autonomía logística y ahorrar recursos en su sostenimiento.”

Durante el periodo 2019-2020, en algunas de las reparticiones de la zona austral insertas en Parques Nacionales, que presentan un grado de aislamiento extremo, ya se han reemplazado 12 equipos de generación de energía y se han efectuado cambios en el tipo de batería que utilizan.

Ejemplos de este compromiso institucional son los proyectos desarrollados en las Alcaldías de Mar de “Timbales” y “Corrientes”, en el canal Beagle.

En la primera de ellas, ubicada en su brazo noroeste, a 204 kilómetros de Puerto Williams, se implementó un sistema de gestión de energía, el cual incluyó la incorporación de una turbina de paso y de baterías de litio. Tras su puesta en marcha, permitió disminuir la huella de carbono generada en cerca de un 40% respecto del funcionamiento anterior, reduciendo el consumo de petróleo exclusivamente a situaciones de emergencia.

El segundo proyecto, corresponde a las obras ejecutadas en la Alcaldía de Mar de “Corrientes”, ubicada en la ribera oeste del canal Murray, que separa las islas Hoste y Navarino. Allí se instalará, este 2020, un nuevo sistema de gestión de energía eólica que aprovecha el viento reinante en la zona, para cargar un banco de baterías que, a su vez, alimenta la Alcaldía de Mar y la casa de la familia que ahí reside. Además de las ventajas que presenta, puede operar de forma remota, agilizando los procesos de monitoreo y mantención.

Por otra parte, al sur del ventoso golfo de Penas, el Faro San Pedro cuenta con un sistema eléctrico que requiere generadores funcionando 24 horas al día. Ahí se implementarán nuevas capacidades de generación eólica, almacenamiento y transferencia, similar a los proyectos señalados anteriormente, logrando esas mismas ventajas.

Con la ejecución de este tipo de obras, la Armada de Chile, a través de la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante, reitera su compromiso con el buen servicio público, el cuidado del medio ambiente y la reducción de los efectos que la actividad humana genera en éste.

Tags:

Relacionados