Click acá para ir directamente al contenido
Usted está en:
Domingo 20 de junio de 2021

Gobernación Marítima de Punta Arena

Lancha Servicio General 1625 Ona cumple 10 años recorriendo las aguas australes

Su travesía en las difíciles rutas de navegación de las aguas jurisdiccionales de la Tercera Zona Naval cumple una década al servicio de la Armada de Chile.


El 20 de junio la Lancha de Servicio General 1625 "Ona" cumple 10 años en servicio de la Armada de Chile, siendo una Unidad que ha participado en diferentes despliegues en tareas vinculadas a las áreas de misión de la Institución.

La Unidad fue construida el año 1992 en los astilleros ASENAV de Valdivia. En noviembre del mismo año, es botada al agua y bautizada como LEP "Ñandú", pasando a formar parte de la flota de remolcadores Ultratug limitada.

El 4 de abril del año 2011, en un contrato suscrito entre la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante y la sociedad remolcadores Ultratug limitada, la Armada de Chile adquirió la Unidad, con el objetivo de reemplazar a la LEP 1601 "Ona", la cual con casi 31 años de servicio en la Institución requería ser renovada.

Posterior a un periodo de carena realizado en los astilleros ASENAV de Valdivia, en el cual se recuperaron y mejoraron capacidades del buque, la Unidad fue entregada a la Armada el 15 de junio del mismo año, siendo incorporada oficialmente al servicio el 20 de junio del 2011.

Con fecha 5 de julio de 2011, la LSG "Ona" recala en su puerto base, Punta Arenas, iniciando su travesía en las difíciles rutas de navegación de las aguas jurisdiccionales de la Tercera Zona Naval.
Los principales roles de esta Unidad son la vigilancia y control de aguas jurisdiccionales, además de la búsqueda y salvamento. Como funciones secundarias, se encarga del control y combate a la contaminación acuática, del mantenimiento de la señalización marítima y apoyo logístico a zonas aisladas.

El noveno Comandante en la historia de la LSG 1625, Teniente 2° Litoral Diego Cifuentes, señala que "esta Unidad se enorgullece en llevar el nombre de un pueblo indígena de la Patagonia como fue el pueblo Ona, naturales de la Isla de Tierra del Fuego, denominados también como Selkman, llevando en su insignia al dios Kotaix y el lema "echéchéne", el cual significa "zarpar, levantar anclas".

De esta manera la Unidad y su dotación mantienen el espíritu de servicio a Chile aportando en las diferentes tareas que la Institución encomienda en los lugares más apartados de la Región de Magallanes y la Antártica Chilena.

Tags:
Imprimir artículo A- A+

Relacionados