Click acá para ir directamente al contenido
Usted está en:
Viernes 31 de mayo de 2019

DIRECTEMAR

DIRECTEMAR: Nuestra contribución al desarrollo


Imprimir artículo A- A+

Contribución al desarrollo socioeconómico de Chile

Con el siglo XXI y el arribo de la globalización, las rutas marítimas pasaron a ser protagonistas de un intercambio comercial que creció en forma exponencial, poniendo nuevamente en el orden mundial la necesidad de contar con Marinas capaces y polivalentes. Hoy el país cuenta con una Institución con presencia importante en el quehacer nacional, a través de la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina  Mercante en el ámbito marítimo, incorporando capacidades como vigilancia oceánica. Es por esta razón que la función principal de la DIRECTEMAR, es contribuir a la prosperidad y bienestar de Chile desde el mar, dónde y cuándo sea necesario.

Para aportar a este desarrollo socioeconómico, es fundamental el acceso a la información, útil para la economía del país y para el diario vivir de miles de personas alrededor del mundo. En efecto, los cables submarinos de fibra óptica adquieren y distribuyen más del 95% de la información que hoy se transfiere en el planeta; por ellos se transmiten información financiera, económica, de seguridad y noticias, al ser el medio más económico y robusto para cumplir esta tarea, por lo que la seguridad que brinda nuestra Institución pasa a ser fundamental.

 

Seguridad en playas y balnearios

Para salvaguardar la vida humana en el mar, ríos y lagos; y proteger el medioambiente acuático, la Autoridad Marítima activa un plan de protección civil en la temporada estival, por medio del cual se atienden las emergencias en el mar, alertadas al número 137, con todos los medios humanos, marítimos, terrestres y aéreos.

Asimismo, se efectúa la certificación de salvavidas, deportistas náuticos, transportes marítimos y prácticas marítimas en general, velando porque se cumplan todas las normas de seguridad, tanto nacional como internacional.

Además, durante el año, se realizan numerosas campañas destinadas a fomentar el autocuidado durante la práctica de actividades en playas y balnearios, con la finalidad de disminuir la cantidad de emergencias que ocurren en nuestras costas.

 

Fiscalización

Dada la importancia que está cobrando el Pacífico no sólo como medio para el intercambio de productos, sino que como un área donde los recursos aún no se encuentran sobreexplotados, el foco se va centrando cada vez más en el uso eficiente de la totalidad de las capacidades marítimas, no sólo para contar con presencia de medios, sino que además para contar con la capacidad de control de estos espacios, de manera que las actividades económicas e incluso recreativas puedan ser realizadas de manera segura.

Es por esta razón que la DIRECTEMAR cuenta con 16 Gobernaciones Marítimas distribuidas a lo largo de toda la costa de Chile, de las cuales dependen Capitanías de Puerto, y de éstas las Alcaldías de Mar que, en coordinación con los respectivos mandos zonales, realizan la fiscalización de la actividad marítima del país, velando por la seguridad de las personas y del medio ambiente marino. Esta importante tarea de prevención, permite que todas aquellas personas que realizan sus actividades en el ámbito marítimo, lo hagan en forma segura y dentro de las normas que establece la legislación chilena e internacional.

 

Búsqueda y rescate

Una de las misiones de la Autoridad Marítima es salvaguardar la vida humana en el mar. Por esta razón, DIRCTEMAR realiza permanentes acciones de Búsqueda y Rescate Marítimo, a lo largo de toda la costa de Chile y en el área SAR (Search and Rescue) que le corresponde a nuestro país.

Para ello, cuenta con medios de superficie, aéreos y terrestres, que realizan esta importante labor durante todo el año, 24 horas al día, con personal altamente calificado y con una moderna infraestructura.

Así, en los momentos en que ocurre una emergencia marítima, se activan los Servicios de Búsqueda y Rescate Marítimos (SEBREM).

 

 Instrucción y capacitación marítima

Centro de Instrucción y Capacitación Marítima de la Armada (CIMAR) imparte cursos a Oficiales y Tripulantes, tanto de la Marina Mercante, como de Pesca y del extranjero, para mantener su alto nivel de competencia profesional en beneficio de la navegación y seguridad marítima.

Emplazado en la ciudad de Valparaíso, en el complejo de las Direcciones Técnicas Marítimas, el CIMAR cuenta con avanzados sistemas de entrenamiento, así como también un equipo de instructores altamente calificados, quienes entregan sus conocimientos.

CIMAR cuenta con un moderno Simulador de Comunicaciones del Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima, equipo que le permitirá ser referentes en el ámbito naviero en materia de capacitación y fiscalización de las capacidades del personal marítimo.

En la actualidad, el Centro imparte 28 cursos modelo OMI (Organización Marítima Internacional) de entrenamiento en simuladores y otros asociados al ámbito marítimo, como son el curso básico de seguridad y la familiarización a bordo de técnicas de inspección de balsas.

 

Patrullaje marítimo

La labor de patrullaje marítimo de la Zona Económica Exclusiva se realiza con unidades navales y aeronavales, con el fin de fiscalizar el tráfico marítimo, proteger la vida humana en el mar y combatir actividades ilícitas, como el contrabando, la pesca ilegal y el narcotráfico.

Chile ejerce deberes y derechos en una superficie oceánica considerable, por lo que se hace indispensable poseer los elementos necesarios para ejercer efectivamente las labores antes mencionadas.

Sin embargo, el patrullaje no sólo busca fiscalizar que todo esté en orden, sino también prevenir que situaciones ilícitas ocurran en nuestro territorio marítimo.

 

Deportes náuticos

La Dirección General del Territorio Marítimo, es quien fiscaliza y entrega las licencias para la práctica de diversos deportes náuticos. Además de fomentar su ejecución, también controla la adecuada implementación de las medidas de seguridad en torno a éstos, como contar con las licencias correspondientes a cada actividad náutica u otros documentos o requisitos necesarios.

Del mismo modo, con el objetivo de salvaguardar la vida humana en el mar, la Autoridad Marítima otorga protección con sus unidades marítimas y aéreas a quienes practican estos deportes durante la realización de regatas y otras competencias, ya sean nacionales o extranjeras.

 

Transporte marítimo

Como parte de su labor para evitar accidentes y daños al medio ambiente marino, la DIRECTEMAR realiza inspecciones de naves para fiscalizar el cumplimiento de las normas internacionales de seguridad. Es por ello que cuenta con personal calificado, desplegado a lo largo de toda la costa de Chile, para realizar esta importante labor preventiva.

Chile es un país donde más del 90% de sus exportaciones e importaciones son realizadas por vía marítima, siendo ésta la forma más económica y segura para efectuarlo. El tipo de economía elegida por el país para su desarrollo se basa en acuerdos de libre comercio, que dependen de la conectividad y del transporte de bienes; tareas ejecutadas en su inmensa mayoría por los buques mercantes, que transportan la carga desde un lugar a otro, utilizando el mar como medio.

Por otra parte, el país tiene dependencia del arribo oportuno de productos estratégicos, como el petróleo y el gas, o de sus exportaciones de cobre y frutas; por lo que la libertad de navegación pasa a ser un elemento vital, ligado directamente al desarrollo, bienestar y, en caso extremo, a la supervivencia de la Nación, debiendo ser resguardados tanto en tiempo de paz como en conflicto.

Directemar otorga servicios de practicaje en puertos y canales para dar seguridad a dicho transporte durante su paso por la costa de nuestro país.

Asimismo, para evitar el transporte de sustancias ilícitas, Policía Marítima realiza constantes fiscalizaciones en puerto para resguardar que la mercancía que se moviliza no transgrede la normativa nacional.

 

Alerta de maremotos

Las boyas DART (Deep-ocean Assessment and Reporting of Tsunamis), como parte del Sistema Nacional de Alarma de Maremotos (SNAM), son una alerta temprana y oportuna ante la posibilidad de este tipo de desastre natural en Chile. Éstas son capaces de enviar información en tiempo real sobre las alteraciones en el nivel del mar al Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) y al Sistema Internacional de Alerta de Tsunamis del Pacífico para que se tomen las medidas correspondientes.

En diciembre de 2010 se reinstaló a aproximadamente 270 millas náuticas (515 kilómetros) al oeste de Pisagua una de las Boyas DART II. En abril de 2013, se fondeó una nueva boya DART II a aproximadamente 185 millas náuticas al oeste de Caldera. Además en septiembre de 2015 se instalaron 2 prototipos de boyas DART 4G a 77 y 113 millas al oeste de Mejillones y Constitución. En diciembre de 2016 se fondeó la tercera boya DART 4G a 120 millas al noroeste de Valparaíso. Estos equipos forman parte de la red mundial de alerta de tsunami.

Una de las principales innovaciones que ha efectuado el SHOA es la nueva red de 44 estaciones de marea instaladas de Arica a la Antártica, que envían información cada cinco minutos. Previo al 27 de febrero de 2010 existían 17, las cuales transmitían la información cada una hora.

Con personal profesional y preparado, el SHOA realiza un monitoreo constante sobre una vasta superficie del Océano Pacífico, para así entregar información oportuna y precisa en caso de existir algún tipo de riesgo para las costas de Chile.

 

Cartografía náutica

Se llama carta de navegación o carta náutica a la representación gráfica de una porción de la superficie del mar y costa adyacente, dibujada en papel plano, a escala, de forma semejante, orientada y exacta. Su trazado se logra mediante un sistema de proyección adecuado según sea la finalidad que tiene.

En ella, se indican las profundidades del mar y un prolijo detalle de la configuración marítima, de modo que permita navegar a los buques o embarcaciones, sorteando los peligros. Además, debe señalar los objetos naturales y artificiales que existen fijos en tierra, que sean visibles desde el mar, útiles como referencia al navegante para obtener su posición y trazar rumbos.

Con avanzados sistemas y procedimientos, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) es el organismo encargado de confeccionar la cartografía para la navegación en aguas nacionales, tarea que se ha ampliado, en los últimos años, a la producción de cartas náuticas electrónicas y a la apertura de nuevas rutas con fines turísticos, velando por su actualización oportuna para dar seguridad a quienes navegan por las costas del país.

 

Medio ambiente

Una importante tarea de control de la contaminación marina y de protección de especies en peligro de extinción cumple la Autoridad Marítima, en lo que se refiere al Medio Ambiente. Actualmente, a lo largo de todo Chile, existe personal altamente calificado para atender esos requerimientos por parte de la ciudadanía o cuando son detectados por personal naval.

Para el control de estas emergencias, la Dirección General del Territorio Marítimo cuenta con elementos de control modernos y de rápido despliegue, que permiten atacar los siniestros que ocurran en nuestras costas, con el objeto de minimizar el daño medioambiental que ocurre en estas emergencias.

En el caso de la preservación del Medio Ambiente Acuático, la Autoridad Marítima busca resguardar los ambientes y ecosistemas acuáticos conformados por el mar, ríos y lagos de jurisdicción nacional, propendiendo a su protección de los efectos de la contaminación y de otros impactos ambientales, dando vigor y fiscalizando el cumplimiento de las normas legales de carácter nacional e internacional; además de evaluar en forma permanente el estado y la calidad del medio acuático, en relación a los impactos ambientales ocasionados por los diversos usos o actividades que se desarrollan o practican en el mar, en la zona costera, o en otros cuerpos o cursos de agua bajo su jurisdicción.

En este contexto, la Dirección del Territorio Marítimo y de Marina Mercante mantiene cuatro programas que son la columna vertebral del Departamento de Preservación del Medio Ambiente Acuático y Combate a la Contaminación:

Programa de Control de la Contaminación Acuática

Programa de Observación del Ambiente Litoral (POAL)

Programa del Panorama Nacional de la Contaminación Acuática

Programa de Difusión de la Conciencia Ambiental y Marítima

Pesca artesanal, industrial y acuicultura

La costa nacional posee 4.300 kilómetros, con una ZEE de 3.681.989 kilómetros cuadrados, en una de las zonas más productivas desde el punto de vista alimenticio, gracias a la corriente de Humboldt; de éstas, casi la mitad (43%) se encuentran protegidas, siendo posible que este porcentaje aumente en el futuro. Además, se debe considerar que el área ocupada por el territorio marítimo nacional supera en más de cuatro veces al continental. El valor de estas cifras no son los números, sino su orden de magnitud en comparación con el territorio chileno continental y a su potencial económico que, de ser plenamente explotados, podría apoyar para alcanzar la brecha requerida para llegar a ser un país desarrollado. El país ocupa el octavo lugar mundial en captura de especies marinas, haciendo de este rubro un componente importante de la economía nacional, favoreciendo tanto al sector industrial como al artesanal. La minería submarina y el potencial de los mares para proveer de energías renovables son recursos que aún no han sido explotados y que en el futuro aportarán a la economía nacional.

Es por las razones anteriores que la labor de la Autoridad Marítima consiste en controlar usuarios marítimos, mediante la entrega de matrículas a pescadores y buzos mariscadores. Además, fiscaliza las normas de seguridad, controla el cumplimiento de vedas y  el área de reserva exclusiva de cinco millas junto a la costa, contribuyendo a que la extracción artesanal se desarrolle de manera segura y responsable.

También verifica el cumplimiento de las cuotas de extracción fiscalizando las áreas de operación por medio de un sistema de posicionamiento satelital instalado en todos los buques, con el fin de preservar los recursos marinos

Por otro lado, la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante es la encargada de tramitar el otorgamiento de concesiones marítimas, para la realización de proyectos de acuicultura en áreas de manejo sostenidas por quienes realizan esta actividad comercial.

 

Señalización marítima

Velar por la seguridad de la navegación marítima, fluvial y lacustre es una de las misiones fundamentales de la Armada de Chile, que cumple a través de la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante, más aun teniendo en cuenta que un país con un extenso litoral debe tener una señalización marítima que brinde seguridad a la navegación.

Desde el siglo XIX  se ha cubierto esta necesidad, al dictarse el decreto que dispuso la construcción del primer faro en Chile, en Punta Ángeles de la bahía de Valparaíso, el 9 de noviembre de 1837. Por ello es que se ha establecido un completo sistema de señalización compuesto por sistemas de balizas, boyas y faros que permiten al navegante conocer su posición, ubicar peligros y trazar su ruta y que hasta el día de hoy cuenta con más de 1.228 señalizaciones marítimas a lo largo de la costa de Chile.

Para la instalación de estas señales, se realiza una evaluación de las peticiones que realizan los buques y las sugerencias del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada. Personal especializado de la Institución, es el encargado de instalar y mantener la señalización marítima, apoyado por las Unidades dependientes de las Zonas Navales.